Con la utilización de esta técnica, los operarios pueden con sus pértigas, alcanzar hasta 20 metros de altura, con sistemas de agua pura obtenida por ósmosis inversa, la cual no deja residuos al secarse la superficie limpia, alargando, por tanto, los períodos de limpieza, lo cual redunda en beneficio económico del cliente.
Esta técnica se aplica a la limpieza de cristales de difícil acceso, placas solares, etc.Esta técnica se aplica a la limpieza de cristales de difícil acceso, placas solares, etc.

Contacto

Necesitas ayuda?Mándanos una consulta, nosotros te llamamos en menos de 24hs.